7 abr. 2008

ANTOLOGÍA POÉTICA (Sigüenza)

Terly
.
.
CAFÉ BAR ÓPERA .
.
¡Cuántas horas de juventud pasadas
en el viejo Madrid de los recuerdos! ...
sentado en un bar, semi en penumbras,
sorbo a sorbo me fui bebiendo el tiempo.
.
La barra de mármol blanco, agrietado,
en ella dos o tres bandejas de acero,
una mugrienta lata hace de bote
con diez o doce "perras gordas" dentro.
.
Un gran ventilador de enormes aspas
que giran lentamente bajo el techo,
el perchero, arbolado, de madera,
cabe a él, un redondo paragüero .
.
Humeante café sobre mi mesa,
servido por un viejo camarero,
un libro ennegrecido de mil poemas
y un rojo bolígrafo entre mis dedos.
.
Ópera se llamaba aquella tasca,
del teatro recibió el nombre, por cierto,
Salustiano Fernández la regentaba,
hoy, !hace ya cuarenta años muerto!...
.
.
.
AL AMANECER
.
Quisiera regar eternamente
el frondoso árbol de mis sueños
y que el viento acaricie sus hojas
suavemente al amanecer.
.
Quisiera saciar toda mi sed
en el manantial de los deseos
y que el frescor de sus limpias aguas
apacigüe mi fuego al amanecer.
.
Quisiera apagar las estrellas,
encender la noche con tus ojos,
que el radiante sol de tus cabellos
me despierte al amanecer.
.
Quisiera, en fin, cultivar la tierra,
recoger los frutos de tu huerto,
aquellos que me ofrezca tu cuerpo
sembrándolo de besos al amanecer
.
Terly
(Juan José Romero M-E.)
.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Siento gran envidia de tu fácil, profunda y romántica lírica...si yo hubiera dominado ese arte en mis tiempos de navegante...Preciosas poesías ambas dos.
Pablo (Simbad)